Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Qué es una vivienda Passivhaus?

Construir una vivienda bajo el estándar PASSIVHAUS consiste en la búsqueda del confort mediante sistemas constructivos que permitan un gasto energético mínimo sin un coste elevado.
Vivienda Passivhaus

Buscando una definición rápida de lo que podría significar un diseño bajo el estándar PASSIVHAUS, nos quedamos con estas dos palabras clave: CONFORT y EFICIENCIA. El principal objetivo de este estándar es la búsqueda del confort mediante sistemas constructivos que permitan un gasto energético mínimo sin un coste elevado.

En qué consiste Passivhaus

Este tipo de edificaciones mantienen una calidad del aire interior ideal, con una temperatura entre 20 y 25º, una humedad relativa entre 30 y 70%, y sin sobrepasar los 20 dB de cualquier instalación, todo ello mediante un gasto energético casi nulo, sin grandes pretensiones en su construcción, ya que este estándar también exige un equilibrio entre calidad/precio.

Por otro lado, un buen diseño es fundamental para conseguir un resultado óptimo, ya que la base de este estándar es la utilización de medidas pasivas, como la orientación de las ventanas, la creación de elementos de sombreamiento o la ventilación natural, potenciando al máximo los recursos existentes.

Los 5 puntos clave del estándar Passivhaus

Las edificaciones que aplican este estándar se basan en 5 puntos con los que consiguen reducir hasta un 75% las necesidades de calefacción y refrigeración. De este modo, el gasto energético es muy bajo, pudiéndolo cubrir con energías renovables o convencionales a un coste mínimo. Dichos puntos son los siguientes:

1. Aislamiento térmico

2. Ausencia de puentes térmicos

3. Estanqueidad

4. Carpinterías de altas prestaciones

5. Ventilación mecánica con recuperador de calor

El último de estos puntos se centra en procurar una calidad del aire excepcional, no sólo en lo relativo a la temperatura y humedad, sino también en cuanto a su filtrado. Esto se lleva a cabo mediante la ventilación mecánica, permitiendo una renovación del aire constante y evitando la entrada de partículas indeseadas en el interior. Este es un aspecto relevante a tener en cuenta en lugares con altos grados de polución en el aire exterior o durante las épocas de alergias. También cabe destacar la gran ventaja que supone este tipo de instalación de cara a la posible transmisión del virus del COVID-19 en espacios interiores, siendo prácticamente nula gracias al filtrado y a la constante recirculación del aire, haciendo que esté siempre limpio sin necesidad de abrir ventanas.

La influencia del Passivhaus

La importancia de este concepto es tal que, gracias a su eficiencia, las normativas europeas han cambiado para conseguir que a finales de 2020 todos los edificios sean considerados de gasto energético nulo. Actualmente, las regulaciones españolas también han sido modificadas, siendo más restrictivas en carácter energético.

Estos conceptos no se centran únicamente en las viviendas de nueva construcción, sino que también son aplicables a rehabilitaciones o reformas, aunque en estas últimas el cumplimiento de los cánones no es tan exigente.

Con todo ello conseguimos unas edificaciones que nos aportan grandes beneficios, tanto a corto plazo, en lo que respecta a nuestra salud y a los gastos mensuales; como a largo plazo, en lo referente a la utilización de energías renovables, siendo más respetuosos con el medio ambiente y recuperando la inversión económica inicial relativamente rápido.  

En resumidas cuentas, es evidente que una edificación de estas características tiene un precio ligeramente más elevado que una construcción estándar pero su calidad y eficiencia se empiezan a notar desde la primera factura de la compañía suministradora y teniendo en cuenta que la inversión económica inicial se amortiza en menos de 10 años. Además, no se debe olvidar la utilización de energías renovables que, desde el primer momento, pueden llegar a superar el 100% de la consumida, obteniendo la oportunidad de verterla de nuevo a la red.

Pero seamos sinceros, ¿vosotros sabríais ponerle precio al confort?

Porque nosotros no.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
También puede interesarte
Dale al botón para aceptar nuestras cookies y quitar este banner molesto, o configúralas a tu gusto.    Configurar cookies
Privacidad